Posts Tagged 'salmon'

Llegó el “Be There”.

Ya salió a la venta el nuevo condensador “be there” que le permitirá hacer sus pedidos de  comidas a restaurantes en cualquier parte del mundo  con entrega en segundos y de manera íntegra. Sólo colóquelo en el lugar de la casa que prefiera y listo. Inmediatamente pone su estatus en “online” y se conecta con los mejores restaurantes del mundo. Usted mira su menú preferido entre miles y selecciona el plato de su preferencia, segundos después comienza a condensar la materia y su plato es armado dentro, con el mismo sabor y textura. Esto es posible gracias a la tecnología de teletransportación de materia, la cual fue desarrollada entre los años 2010 y 2025 pero que recientemente en este 2035 ha sido probada y puesta a la disposición del mercado. El aparato es muy parecido a un electrodoméstico usado mucho en décadas pasadas, el “horno  micro ondas” que era utilizado para calentar alimentos, mientras que el “be there” lo materializa desde miles de kilómetros de distancia.

¿Se asustaton?

Esto no es cierto (por ahora) es sólo el primer post de la nueva categoría “Titulares Futuros” donde podremos noticias ANTES DE QUE SUCEDAN Literalmente.

Hasta pronto.-

Anuncios

El Efecto Casimir. Artículo de Eliax sin desperdicios.

Me voy a limitar sólo a agradecer a eliax.com por tan grande aporte que están haciendo al conocimiento en la web.

Aquí les dejo con un artículo interesantísimo:

http://www.eliax.com/index.cfm?post_id=7752

Hasta luego.-

El ABC de la Vida: Tan simple, que da miedo.

Tal y como habíamos explicado en el post “Instinto de Supervivencia: Más allá de la vida misma” La forma en que está compuesto todo lo que existe en nuestro mundo tal y como lo conocemos es relativamente fácil de entender. De manera conveniente partículas denominadas protones, electrones y neutrones entre otras accionan de manera conveniente orientadas a la UNIFICACIÓN y a la CREACIÓN. Y por supuesto que no sabemos o al menos no entendemos claramente que COSA o que FUERZA o que ENERGÍA o que SER las hace comportarse de esa manera, pero lo que si tenemos claro es ese comportamiento parecido a una danza clásica que llevan a cabo estas partículas y que claramente se transmite a los seres y cosas que ellas conforman.

Seguir leyendo ‘El ABC de la Vida: Tan simple, que da miedo.’

El Efecto Nostradamus: ¿Qué está pasando?

Cuando ocurre algo que coincide con las profecías descritas hace cientos y a veces miles de años, le llamamos Efecto Nostradamus en honor Michel De Notradame. Un científico clarividente que vivió hace cientos de años. Pero, llama la atención que dichos eventos se han venido multiplicando significativamente desde los últimos 10 años. Terremotos, Lluvias, Erupciones, Inundaciones, Guerras, Rumores de Guerra, Asesinatos Violentos, Crímenes Atroces en fin, el mundo parece estar derrumbándose bajo su propio peso.

Seguir leyendo ‘El Efecto Nostradamus: ¿Qué está pasando?’

¿Qué Curioso? Símbolos que pasan por nuestras manos.

¿Qué Curioso? Estados Unidos de América no tiene un registro oficial sobre la religión en el país. Ninguna puede considerarse Religión Oficial de los Estadounidenses.

Pero lo que sí se sabe es que confían en DIOS. No especifican en cual, pero confían en EL. Aquí tenemos una frase inmortalizada por ellos en los billetes de un dólar y también en monedas. Cabe destacar que en el mismo billete donde aparece esta frase “IN GOD WE TRUST” O “CONFIAMOS EN DIOS” también aparece una pirámide incompleta y un “OJO QUE TODO LO VE”.

¿Qué curioso, no?

Hasta luego.-

Biografías: Thomas A. Edison

(Milan, 1847 – West Orange, 1931) Inventor norteamericano, el más genial de la era moderna. Su madre logró despertar la inteligencia del joven Edison, que era alérgico a la monotonía de la escuela. El milagro se produjo tras la lectura de un libro que ella le proporcionó titulado Escuela de Filosofía Natural, de Richard Green Parker; tal fue su fascinación que quiso realizar por sí mismo todos los experimentos y comprobar todas las teorías que contenía. Ayudado por su madre, instaló en el sótano de su casa un pequeño laboratorio convencido de que iba a ser inventor.


Thomas Edison

A los doce años, sin olvidar su pasión por los experimentos, consideró que estaba en su mano ganar dinero contante y sonante materializando alguna de sus buenas ocurrencias. Su primera iniciativa fue vender periódicos y chucherías en el tren que hacía el trayecto de Port Huron a Detroit. Había estallado la Guerra de Secesión y los viajeros estaban ávidos de noticias. Edison convenció a los telegrafistas de la línea férrea para que expusieran en los tablones de anuncios de las estaciones breves titulares sobre el desarrollo de la contienda, sin olvidar añadir al pie que los detalles completos aparecían en los periódicos; esos periódicos los vendía el propio Edison en el tren y no hay que decir que se los quitaban de las manos. Al mismo tiempo, compraba sin cesar revistas científicas, libros y aparatos, y llegó a convertir el vagón de equipajes del convoy en un nuevo laboratorio. Aprendió a telegrafiar y, tras conseguir a bajo precio y de segunda mano una prensa de imprimir, comenzó a publicar un periódico por su cuenta, el Weekly Herald.

En los años siguientes, Edison peregrinó por diversas ciudades desempeñando labores de telegrafista en varias compañías y dedicando su tiempo libre a investigar. En Boston construyó un aparato para registrar automáticamente los votos y lo ofreció al Congreso. Los políticos consideraron que el invento era tan perfecto que no cabía otra posibilidad que rechazarlo. Ese mismo día, Edison tomó dos decisiones. En primer lugar, se juró que jamás inventaría nada que no fuera, además de novedoso, práctico y rentable. En segundo lugar, abandonó su carrera de telegrafista. Acto seguido formó una sociedad y se puso a trabajar.

Seguir leyendo ‘Biografías: Thomas A. Edison’

No esperemos que las cosas mejoren (2da parte).

¿Qué hacer?  LA EDUCACIÓN. Sin duda alguna es la única base que puede brindarnos una oportunidad de salirnos de la jaula. Para muchos quizás ya sea tarde. Aunque solemos pensar que nunca es tarde para prepararnos, la verdad es que sí tenemos un horizonte en el tiempo productivo que sirve de techo a nuestras aspiraciones. Aún así, si nos preparamos tendremos la opción de ver a través de la ventana del conocimiento, y si ya no hay tiempo de salir a la calle, por lo menos nos vamos a entretener viendo a los demás caminar.

Seguir leyendo ‘No esperemos que las cosas mejoren (2da parte).’