Sobre el Amor.-

“El corazón tiene razones que la razón desconoce.”

                                                                                              Blas Pascal.

El amor, amigos. Todavía la ciencia con todo y los adelantos ocurridos en estos tiempos y en los tiempos antes de este, no ha podido darnos luz sobre este hermoso sentimiento que nos une en la mayoría de los casos de dos en dos.

 Tengo para decirles algunas cosas que entiendo del amor. Muchos ya conocen lo que el amor es, o lo que el amor hace o no hace. Por ejemplo, el amor no es egoísta, no es jactancioso, más es generoso, paciente y sin malicia. Pero, cuando dos personas se aman, tienen lugar varios procesos dentro de esas dos personas que no van a tener un desenlace que pueda ser predicho. Esto porque las personas somos como ríos, cada segundo el agua es distinta, pues así mismo es cualquier relación que se tienda entre dos seres humanos.

 Si no estás enamorado aún, estas palabras puede que te sirvan de algo. Si ya estás enamorado te servirán de mucho. Y si no te interesa el amor, entonces este post es para ti.

Verán, el amor tiene un hermano gemelo, es más; un hermano siamés. El amor nació junto al sufrimiento. Inmediatamente nace el amor entre dos personas, lo hace también el sufrimiento. Sea cual sea el desenlace de esa relación, conocerán el sufrimiento y este acabará con la relación o la hará más fuerte. Dos personas se aman, pero ambos no pueden amar con exactamente la misma intensidad, entonces, uno de los dos está en  cierto modo “engañando” al otro y así mismo.

 Ese es quien ama menos. El (el que ama menos) sentirá menos, sufrirá muy poco o nada y vivirá  a medias ocupado tratando (sin darse cuenta) de hacer sentir al otro tan amado como se siente el mismo.

 En cambio, el que ama más, verá la vida de otro color; sentirá la brisa sobre su cara de otra manera, escuchará melodías donde no las hay y sentirá cosas con el tacto que nadie más puede sentir, toda su piel será como la carne viva y registrará sentimientos que no pueden describirse con palabras.  Cada gesto, cada sonrisa, cada palabra, cada suspiro de la persona amada será para Él una experiencia estremecedora y será motivo de “deleite”, de disfrute, será motivo para agradecer estar vivo, será motivo para agradecer la simple existencia misma como de la persona amada. Será motivo para el arte, para la inspiración y aunque todo esto puede llegar a cambiar, vivirá los mejores y más bellos momentos de su vida.

 Ese mismo amor, ese mismo sentimiento, será el motivo también de las altas dosis de sufrimiento a que será expuesto, cuando en el ir y venir de la relación, le toque a esa persona (el que más ama) estar en desventaja. Ya sea porque la otra persona descuide su labor de “hacer sentir” o porque sencillamente esa persona ya no está dispuesta a seguir viviendo a medias y abandone al que más ama. Aún la relación perdure, y el sufrimiento la haya hecho más fuerte, o si no llega a ocurrir nada peor, llegará el momento de una separación definitiva (la muerte) y esta será la cúspide del sufrimiento.

 Si no estás enamorado(a), se sobrio y alerta, por que el amor llegará tarde o temprano y cuando llegue, será necesario que sepas identificarte y sepas en qué lado de la balanza estás; serás el que ama más o el que ama menos.

 Si eres el primero, date la bienvenida a la vida, siéntela, vive por primera vez, siéntelo todo, siéntete parte del mundo como nunca antes, respira y escucha sonidos que nadie más puede escuchar, sonríe cuando nadie a tu alrededor tenga motivos para sonreír, escucha una canción bonita y llora con ella aunque no tengas motivos para llorar, ese motivo llegará algún día.

Si eres el segundo, piénsalo bien. Estarás siempre contento, pero será una alegría un tanto falsa, estarás en una carrera por hacer sentir a tu pareja tan amado o amada como te sientes tú, y en ese trabajo puede ser que te canses. Sufrirás poco y vivirás a medias.

 Si estás enamorado, mírate. Valora en el lugar que te encuentras y sin herir a nadie, haz lo necesario por amar con intensidad. Valora a tu pareja y trata de ser el que ama más.

 Si no te interesa el amor, ya llegaste a donde ibas. Pero, por el simple hecho de estar vivo,  tienes pautada tu cita con el amor.

0 Responses to “Sobre el Amor.-”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s